foto1
Instalación, Reparación y Mantenimiento A/A
foto1
Recarga de Gas
foto1
Limpieza de Inyectores
foto1
Mecánica ligera
foto1
Sistema de Frenos y tren delantero


Somos especialistas a tu servicio

Espacio disponible para publicidad

Calendario 2018

La reciente apuesta de la industria automovilística por la propulsión alternativa nos está mostrando una curiosa tendencia en uno de los componentes más cruciales de cualquier vehículo: sus neumáticos. Éstos, lejos de seguir la tendencia de aumentar su sección y diagonal a cada nueva generación, están reduciendo su anchura a proporciones mínimas muy llamativas que ofrecen una ruptura total con la que parecía una tendencia obligada del mercado.

 

Los neumáticos del mañana son más altos y menos anchos y, aunque existen connotaciones de diseño que defienden aspectos de esta nueva tendencia según firmas como BMW, existen otros muchos factores que encuentran en esta nueva fórmula la mejor manera de entender el vehículo eficiente. BMW i3 o Peugeot 208 HYbrid FE son los más claros ejemplos de que este tema no es sólo una moda pasajera.

 

Las verdaderas necesidades del vehículo eficiente

Neumáticos del mañana: ¿Por qué más altos y menos anchos?

Con motivo de nuestra visita a las instalaciones de Peugeot Sport para conocer el desarrollo del prototipo Peugeot 208 HYbrid FE, Tecmovia pudo decubrir de primera mano como cada uno de los componentes del prototipo escondía un porqué y una importancia en la búsqueda de la máxima eficiencia. Los neumáticos desarrollados por Michelin en medida 145/65 R19 son una clara muestra de que algo no cuadraba con los cánones habituales en vehículos de producción.

Mayor economía de combustible, reducción del índice de carga, menor necesidad de prestaciones y reducido impacto acústico son sólo algunas de las razones

Estos neumáticos desarrollados en exclusiva por Michelin, un diseño prototipo, respondían a las necesidades de un vehículos que finalmente ha conseguido homologar un consumo de 1,9 l/100 Km. El primer factor a tener en cuenta es la escasa sección del neumático, apenas 145 milímetros, una anchura que resulta más que suficiente para ofrecer un agarre y estabilidad sobresalientes gracias a que las inercias del vehículo por motivo de masas desplazadas se han reducido de forma drástica a través de un peso final muy reducido de 800 kilogramos y un centro de gravedad muy bajo a través de un reparto del peso óptimo.

De este modo encontramos que la reducción de peso necesita de menor superficie de agarre, pero todavía hay más. Los nuevos compuestos de bajo coeficiente de rozamiento han conseguido evolucionar varios estadios para garantizar un comportamiento muy equilibrado entre disminución de las pérdidas por rozamiento y agarre, ya no es necesario sobredimensionar la sección, ahora importa más el equilibrio del lado de la eficiencia. Estos nuevos diseños de neumáticos apenas necesitan sobrepasar velocidades de 140 o 150 Km/h, por la que la necesidad de estabilidad a altas velocidades no es un problema y se garantiza una menor contaminación acústica.

 

El nuevo BMW i3 instalará neumáticos en medidas 155/70 R19 y 155/70 R20 (opcional). La velocidad máxima será de 150 Km/h autolimitada.

En el mercado ya está disponible este nuevo diseño de neumático eficiente de la mano de Bridgestone. La firma japonesa ha desarrollado un neumático en medidas 155/70 R19 y 155/70 R20 para el BMW i3 bajo la gama Bridgestone ECOPIA EP 500.

La llegada al mercado de esta nueva gama de neumáticos supondrá un importante cambio en el sector comercial ya que, hasta que esta oleada de automóviles equipados con este nuevo diseño de neumáticos crezca de forma considerable, será una auténtica rareza encontrar estos nuevos modelos en los puntos de compra e instalación de neumáticos convencionales. En relación al miedo ante la falta de stock, BMW aseguró que los puntos de venta de BMW i respaldarán a los clientes de la submarca a través de la disponibilidad permanente de estas gomas.

La propulsión eléctrica abre nuevas opciones para los neumáticos

Neumáticos del mañana: ¿Por qué más altos y menos anchos?

Los códigos de velocidad habituales en estos neumáticos eficientes son “T” (190 Km/h) y “U” (200 Km/h). Más que suficiente para modelos que apenas alcanzarán 150 Km/h.

No conviene olvidar, por otro lado, que la disponibilidad de par motor de los propulsores eléctricos es un factor muy útil a la hora de hablar de grandes tamaños de llanta y neumáticos. Un mayor diámetro de rueda obliga al cambio de relaciones a tener que soportar mayores esfuerzos a merced de la desmultiplicación existente entre la salida del diferencial y el régimen del motor térmico en diseños convencionales.

El alto par motor ofrecido por propulsores eléctricos desde cero revoluciones permite el empleo de grandes diámetros de rueda a través de una sola relación fija, consiguiendo aceleraciones frugales y velocidades de más de 120 Km/h con la única desmultiplicación reductora instalada. A mayor diámetro de rueda, mayor longitud recorrida por revolución, sólo siendo necesario un muy alto aporte de par motor desde bajas revoluciones.

Neumáticos del mañana: ¿Por qué más altos y menos anchos?

Michelin, Bridgestone y Continental han sido las primeras firmas especializadas en presentar sus desarrollos para con esta nueva filosofía del neumático. La búsqueda de la máxima eficiencia, junto al aprovechamiento de las necesidades y posibilidades de la propulsión eléctrica, están defendiendo el cambio de tendencia hacia neumáticos de mayor diámetro y menor sección.

Fuente: Peugeot | BMW | Michelin | Continental

Si te gusto, puedes compartirlo en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Siguenos

Calendario F1 2018

COMO LLEGAR A CLIMAUTO